¿Dudas? Escríbenos por Whatsapp

¿Qué es la Epicondilitis y Cómo Curarla?

La epicondilitis es una inflamación de los tendones que se insertan en el epicóndilo lateral del codo. Estos tendones son responsables de los movimientos de extensión de la muñeca y los dedos. La condición puede causar dolor y sensibilidad en el codo y puede dificultar el movimiento del brazo y la mano.

Causas

Las principales causas de la epicondilitis incluyen:

  • Movimientos Repetitivos: Actividades que implican movimientos repetitivos del brazo y la muñeca, como jugar al tenis, pintar, trabajar en la construcción, y otros trabajos manuales.
  • Sobrecarga Muscular: Sobrecargar los músculos y los tendones del antebrazo puede llevar a la inflamación y al dolor.
  • Mala Técnica: Usar una técnica incorrecta en actividades deportivas o laborales puede aumentar el riesgo de desarrollar epicondilitis.

¿Cuál es el Mejor Tratamiento para la Epicondilitis?

El mejor tratamiento para la epicondilitis depende de la gravedad y la duración de los síntomas. Aquí se describen algunas opciones:

Tratamientos Conservadores

  1. Reposo y Hielo:
    • Descansar el brazo afectado y aplicar hielo durante 15-20 minutos varias veces al día para reducir la inflamación.
  2. Férulas y Soportes:
    • Usar férulas o soportes de codo para reducir la carga sobre los tendones y permitir que sanen.
  3. Medicamentos:
    • Tomar antiinflamatorios no esteroides (AINE) como el ibuprofeno para reducir el dolor y la inflamación.
  4. Fisioterapia:
    • La fisioterapia es crucial para la recuperación, incluyendo ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.

La Importancia de la Fisioterapia en la Recuperación de la Epicondilitis

La fisioterapia juega un papel crucial en la recuperación de la epicondilitis, también conocida como «codo de tenista». A través de un enfoque estructurado que incluye ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, la fisioterapia puede ayudar a reducir el dolor, mejorar la función del codo y prevenir futuras lesiones.

Objetivos de la Fisioterapia

  1. Reducir el Dolor y la Inflamación:
    • Técnicas como la terapia manual, la aplicación de frío/calor y el uso de ultrasonido pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación en el área afectada.
  2. Mejorar la Flexibilidad:
    • Los ejercicios de estiramiento son esenciales para mejorar la flexibilidad de los músculos y tendones del antebrazo, lo que ayuda a aliviar la tensión en el codo.
  3. Aumentar la Fuerza Muscular:
    • Fortalecer los músculos del antebrazo y la muñeca es crucial para soportar mejor las actividades diarias y deportivas, reduciendo la carga sobre el tendón afectado.
  4. Mejorar la Función y la Movilidad:
    • La fisioterapia también se enfoca en mejorar la función general del brazo y la mano, permitiendo al paciente realizar sus actividades cotidianas sin dolor.

Tratamientos Avanzados

  1. Inyecciones de Corticosteroides:
    • En casos más graves, las inyecciones de corticosteroides pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Estas deben ser administradas por un médico especializado.
  2. Terapia con Ondas de Choque Extracorpóreas (ESWT):
    • ESWT es un tratamiento no invasivo que utiliza ondas de choque de alta energía para estimular la curación del tendón dañado. Ha demostrado ser efectivo para aliviar el dolor y mejorar la función en pacientes con epicondilitis crónica.
  3. Tratamiento Quirúrgico:
    • En casos extremos, cuando el tratamiento conservador y las terapias avanzadas no han sido efectivas, se puede considerar la cirugía para liberar la tensión en el tendón afectado y estimular la curación.

¿Cómo se Puede Curar la Epicondilitis?

Tratamientos No Quirúrgicos

Inmovilización y Terapia Física

En las etapas iniciales, el tratamiento conservador puede ser efectivo. Esto incluye la inmovilización de la muñeca con férulas, terapia física para mejorar la flexibilidad y fuerza, y medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación.

Cambios en el Estilo de Vida

Hacer cambios en el estilo de vida, como evitar actividades repetitivas que agraven los síntomas y adoptar posturas ergonómicas adecuadas, puede ser fundamental para manejar el síndrome del túnel carpiano.

Ejercicios y Terapias Alternativas

Ejercicios específicos para fortalecer y estirar los músculos de la mano y la muñeca pueden ser útiles. Además, algunas personas encuentran alivio con terapias alternativas como la acupuntura.

Tratamientos Quirúrgicos

En casos extremos y raros, cuando el tratamiento conservador y las terapias avanzadas no han sido efectivas, se puede considerar la cirugía. La cirugía busca liberar la tensión en el tendón afectado y estimular la curación.

¿Cuánto Tiempo Puede Durar una Epicondilitis?

La duración de la epicondilitis puede variar dependiendo de la gravedad de la condición y del tratamiento recibido. En general, con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas comienzan a notar una mejoría en un periodo de 6 a 12 semanas. Sin embargo, en casos crónicos, la recuperación completa puede llevar varios meses. Es importante seguir un plan de tratamiento adecuado y realizar ejercicios de rehabilitación para asegurar una recuperación completa y prevenir recurrencias.

¿Qué No se Debe Hacer con Epicondilitis?

Evitar Movimientos Repetitivos

Las personas con síndrome del túnel carpiano deben evitar movimientos repetitivos de la muñeca que puedan exacerbar los síntomas. Esto incluye actividades laborales y recreativas que impliquen flexión y extensión repetitiva de la muñeca.

Mantener Posturas Ergonomicamente Correctas

Es crucial mantener posturas ergonómicas adecuadas al trabajar o realizar actividades diarias para reducir la presión sobre el túnel carpiano y el nervio mediano.

No Ignorar el Dolor

Ignorar el dolor y continuar con las actividades que lo provocan puede empeorar la condición. Es importante escuchar a tu cuerpo y tomar las medidas necesarias para aliviar la inflamación y el dolor.

Ejercicios para Mejorar la Epicondilitis en Casa

Ejercicios de Estiramiento

  1. Estiramiento de la Muñeca:
    • Extiende el brazo frente a ti con la palma hacia abajo. Usa la otra mano para doblar suavemente la muñeca hacia abajo hasta que sientas un estiramiento en el antebrazo. Mantén durante 15-30 segundos y repite 3 veces.
  2. Estiramiento del Antebrazo:
    • Con el brazo extendido y la palma hacia arriba, usa la otra mano para tirar suavemente de los dedos hacia atrás. Mantén durante 15-30 segundos y repite 3 veces.

Ejercicios de Fortalecimiento

  1. Flexiones de Muñeca con Peso Ligero:
    • Sostén una pesa ligera (de 0,5 a 1 kg) con la palma hacia arriba. Flexiona la muñeca hacia arriba y luego bájala lentamente. Realiza 3 series de 10-15 repeticiones.
  2. Extensiones de Muñeca con Peso Ligero:
    • Sostén una pesa ligera con la palma hacia abajo. Extiende la muñeca hacia arriba y luego bájala lentamente. Realiza 3 series de 10-15 repeticiones.

Ejercicios de Prensión

  1. Prensión de Pelota:
    • Sostén una pelota de goma suave en la mano y aprieta con firmeza durante 5 segundos, luego relaja. Realiza 3 series de 10 repeticiones.

En CEREDE, estamos especializados en el tratamiento de la epicondilitis. Contamos con un equipo de profesionales altamente cualificados y la última tecnología para asegurar la mejor recuperación posible. Ya sea a través de tratamientos conservadores, terapias avanzadas o intervención quirúrgica en casos extremos, nuestro objetivo es ayudar a cada paciente a recuperar su funcionalidad y calidad de vida.