¿Dudas? Escríbenos por Whatsapp
Tratamiento de fisioterapia

Infiltraciones de Ácido Hialurónico

Infiltraciones Ácido Hialurónico en Barcelona
Infiltraciones Ácido Hialurónico en Barcelona
El ácido hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el cuerpo humano que se encuentra en varios tejidos, incluyendo el conectivo de la piel, el cartílago y los tendones de las articulaciones. Una de sus funciones más importantes es su presencia en el líquido sinovial, donde proporciona viscosidad y evita que los huesos entren en…

El ácido hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el cuerpo humano que se encuentra en varios tejidos, incluyendo el conectivo de la piel, el cartílago y los tendones de las articulaciones. Una de sus funciones más importantes es su presencia en el líquido sinovial, donde proporciona viscosidad y evita que los huesos entren en contacto directo durante el movimiento articular. Además, el ácido hialurónico juega un papel crucial en los mecanismos de lubricación bajo carga y en la protección del tejido contra la penetración de células inflamatorias y enzimas líticas.

Función y Beneficios del Ácido Hialurónico

La función principal del ácido hialurónico en las articulaciones es mejorar las propiedades viscoelásticas del líquido sinovial. Esta mejora es esencial para mantener una movilidad articular suave y sin dolor. En condiciones normales, el ácido hialurónico se regenera de manera constante, pero diversos factores pueden afectar este proceso, como el envejecimiento y ciertas patologías, siendo la artrosis una de las más comunes.

Infiltraciones de Ácido Hialurónico: ¿Cuándo y Por Qué?

Cuando el ácido hialurónico no se regenera adecuadamente debido al envejecimiento o a patologías específicas, se recurre a las inyecciones locales de esta sustancia. En CEREDE, utilizamos las infiltraciones de ácido hialurónico para tratar diversas afecciones articulares, especialmente en casos de artrosis grave. El objetivo principal de estas inyecciones es restaurar las propiedades viscoelásticas del líquido sinovial en las articulaciones afectadas.

El ácido hialurónico no solo actúa como lubricante, sino que también estimula la actividad anabólica, promoviendo la producción de nuevo cartílago. Además, su acción antiflogística y analgésica es particularmente efectiva en las primeras etapas de la enfermedad, proporcionando alivio del dolor y mejorando la función articular.

Beneficios a Corto y Medio Plazo

Las infiltraciones de ácido hialurónico ofrecen múltiples beneficios a corto y medio plazo. Entre ellos se encuentran la mejora de las propiedades mecánicas del cartílago, la prevención de su deterioro y la participación en los procesos de reparación del tejido cartilaginoso. Estos efectos combinados ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes, permitiéndoles recuperar movilidad y reducir el dolor articular.

Indicaciones Principales para el Uso de Ácido Hialurónico

El uso de la terapia intraarticular con ácido hialurónico está indicado en pacientes que no han respondido a tratamientos de fisioterapia y/o farmacológicos. En nuestra práctica habitual, las infiltraciones de ácido hialurónico se emplean para tratar las siguientes patologías:

  • Artrosis de rodilla, cadera y tobillo: La artrosis es una de las principales causas de dolor articular y discapacidad. Las infiltraciones de ácido hialurónico pueden mejorar significativamente la calidad de vida de los pacientes con esta condición.
  • Patología de meniscos: Las lesiones en los meniscos, que son comunes en deportistas y personas activas, pueden beneficiarse de las propiedades lubricantes y antiinflamatorias del ácido hialurónico.
  • Condromalacia rotuliana: Esta condición, que afecta el cartílago bajo la rótula, puede causar dolor y limitación funcional. Las infiltraciones de ácido hialurónico pueden ayudar a reducir el dolor y mejorar la función articular.
  • Lesiones o úlceras del cartílago de rodilla y tobillo: Estas lesiones pueden ser debilitantes y dolorosas. El ácido hialurónico puede ayudar a proteger y reparar el cartílago dañado.
  • Osteocondritis del astrágalo: Esta afección afecta el cartílago y el hueso subyacente en el tobillo. Las inyecciones de ácido hialurónico pueden proporcionar alivio del dolor y mejorar la función articular.
  • Dolores de rodilla y tobillo por sobreuso: Los corredores de fondo y otros deportistas que sufren de dolor debido al sobreuso pueden beneficiarse de las propiedades lubricantes y antiinflamatorias del ácido hialurónico.
  • Artrosis temporomandibular: Esta condición afecta la articulación de la mandíbula y puede causar dolor y dificultad para masticar. El ácido hialurónico puede ayudar a aliviar estos síntomas y mejorar la función de la mandíbula.

Procedimiento de Infiltración de Ácido Hialurónico

El procedimiento de infiltración de ácido hialurónico es relativamente sencillo y se realiza en nuestra clínica bajo condiciones estériles. Antes de la inyección, se limpia y desinfecta la piel sobre la articulación afectada. En algunos casos, se puede utilizar anestesia local para minimizar cualquier incomodidad durante el procedimiento.

Utilizando una aguja fina, el ácido hialurónico se inyecta directamente en la cavidad articular. El número de inyecciones necesarias puede variar dependiendo de la gravedad de la condición y de la respuesta del paciente al tratamiento. En general, los pacientes pueden necesitar entre una y tres inyecciones para lograr un alivio significativo del dolor y una mejora en la función articular.

Resultados y Seguimiento

Los pacientes que reciben infiltraciones de ácido hialurónico suelen experimentar una mejora notable en la movilidad articular y una reducción del dolor en las semanas siguientes al tratamiento. Es importante realizar un seguimiento adecuado para evaluar la efectividad del tratamiento y determinar si se requieren inyecciones adicionales.

SOLICIA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO
Tratamientos
O si lo prefieres llamanos
o escríbenos por WhatsApp