¿Dudas? Escríbenos por Whatsapp
Tratamiento de fisioterapia

ONDAS DE CHOQUE EXTRACORPÓREAS

Las ondas acústicas con picos de alta energía usadas interactúan con los músculos, tendones y huesos causando efectos de reparación acelerada de tejidos, crecimiento celular, analgesia y restauración de la movilidad. Son muchas las indicaciones aprobadas para el tratamiento con ondas de choque focalizadas, gracias a sus conocidos efectos mecánicos y biológicos, como, por ejemplo:…

Las ondas de choque extracorpóreas son una tecnología avanzada que utiliza ondas acústicas con picos de alta energía para interactuar con los músculos, tendones y huesos. Este tratamiento innovador está diseñado para acelerar la reparación de tejidos, promover el crecimiento celular, proporcionar analgesia y restaurar la movilidad. En Barcelona, ofrecemos tratamientos con ondas de choque focalizadas, aprovechando sus conocidos efectos mecánicos y biológicos para mejorar la salud y el bienestar de nuestros pacientes.

¿Qué son las Ondas de Choque Extracorpóreas?

Las ondas de choque extracorpóreas son ondas acústicas de alta energía que se aplican externamente al cuerpo. Estas ondas penetran profundamente en los tejidos, estimulando procesos biológicos y mecánicos que aceleran la reparación y regeneración de los mismos. El tratamiento es no invasivo y se ha demostrado eficaz para una amplia gama de condiciones musculoesqueléticas.

Efectos de las Ondas de Choque Extracorpóreas

  1. Reparación Acelerada de Tejidos: Las ondas de choque estimulan la regeneración de tejidos dañados, promoviendo una curación más rápida y eficaz.
  2. Crecimiento Celular: Este tratamiento fomenta la proliferación celular, ayudando a reparar y fortalecer los tejidos afectados.
  3. Analgesia: Las ondas de choque proporcionan un alivio significativo del dolor, actuando sobre las terminaciones nerviosas y reduciendo la sensibilidad al dolor.
  4. Restauración de la Movilidad: Al reducir el dolor y promover la curación, las ondas de choque ayudan a restaurar la movilidad y la función de las áreas afectadas.

Indicaciones para el Tratamiento con Ondas de Choque Extracorpóreas

Tendinopatías

El tratamiento con ondas de choque es especialmente eficaz para diversas tendinopatías, incluyendo tendinitis del manguito rotador, epicondilitis (codo de tenista), tendinitis aquilea y fascitis plantar. Estas condiciones se benefician enormemente de la capacidad de las ondas de choque para estimular la reparación del tendón y reducir la inflamación.

Lesiones Musculares

Las ondas de choque son útiles en el tratamiento de lesiones musculares agudas y crónicas, como desgarros y contracturas. La terapia ayuda a reducir el dolor muscular y acelera el proceso de recuperación.

Lesiones Óseas

Las ondas de choque también se utilizan para tratar condiciones óseas, como fracturas de estrés y retrasos en la consolidación de fracturas. El tratamiento estimula la formación ósea y mejora la cicatrización de las fracturas.

Dolor Crónico

Para pacientes con dolor crónico, como la lumbalgia o la cervicalgia, las ondas de choque proporcionan un alivio significativo. La terapia actúa sobre las estructuras dolorosas y reduce la percepción del dolor, mejorando la calidad de vida.

Patologías del Hombro

Condiciones como la tendinitis calcificante del hombro se tratan eficazmente con ondas de choque. La terapia ayuda a disolver los depósitos de calcio y alivia el dolor asociado.

Procedimiento del Tratamiento con Ondas de Choque Extracorpóreas

Evaluación Inicial

El tratamiento comienza con una evaluación inicial en la que se determina la idoneidad del paciente para la terapia de ondas de choque. Se realiza un examen físico y, en algunos casos, se utilizan imágenes diagnósticas para identificar las áreas problemáticas.

Aplicación de las Ondas de Choque

Durante la sesión de tratamiento, el paciente se coloca en una posición cómoda y se aplica un gel en el área a tratar. El dispositivo de ondas de choque se coloca sobre la piel y emite ondas acústicas que penetran en los tejidos. La duración y la intensidad del tratamiento se ajustan según la condición específica del paciente.

Seguimiento y Evaluación

Después del tratamiento, se realiza un seguimiento para evaluar la respuesta del paciente y ajustar el plan de tratamiento si es necesario. Es posible que se necesiten varias sesiones para lograr los mejores resultados.

Beneficios del Tratamiento con Ondas de Choque Extracorpóreas

No Invasivo y Seguro

El tratamiento con ondas de choque es no invasivo, lo que significa que no requiere cirugía ni incisiones. Esto reduce el riesgo de complicaciones y permite una recuperación rápida.

Alivio Rápido del Dolor

Muchos pacientes experimentan un alivio significativo del dolor después de las primeras sesiones. La terapia actúa rápidamente para reducir la inflamación y la sensibilidad al dolor.

Eficacia Comprobada

El tratamiento con ondas de choque ha sido ampliamente investigado y ha demostrado ser eficaz para una variedad de condiciones musculoesqueléticas. Los resultados clínicos respaldan su uso como una opción de tratamiento viable y efectiva.

Mejora de la Función

Además de aliviar el dolor, las ondas de choque mejoran la función y la movilidad de las áreas afectadas. Esto permite a los pacientes regresar a sus actividades diarias y deportivas con mayor facilidad.

SOLICIA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO
Tratamientos
O si lo prefieres llamanos
o escríbenos por WhatsApp